OBJETIVOS

    • Incrementar la capacidad portante para:
      • Cargas uniformes > 20t/m2
      • Cargas puntuales hasta 300t
      • Limitar los asientos diferenciales

INSTALACIONES INDUSTRIALES

Las instalaciones industriales se componen de un conjunto de diversas construcciones a menudo muy pesadas y sensibles. La cimentación de estas estructuras en zonas de terrenos compresibles constituye, por tanto, un gran reto cuyo fin es permitir y garantizar el funcionamiento adecuado de las instalaciones bajo estrictos criterios de seguridad.

Las soluciones de cimentación mas económicas requieren la aplicación de diversas técnicas de mejora de suelos que se adapten a los diferentes tipos de suelos y a las solicitaciones de las estructuras.

La combinación de varias técnicas permite:

  • Garantizar la capacidad portante ante las cargas uniformes (depósitos de agua, petróleo, gas…) y ante las cargas puntuales (apoyos de grandes conducciones, equipos industriales…)
  • Reducir los asientos absolutos diferenciales a largo plazo.