Las columnas bi-módulo son columnas verticales de refuerzo del suelo, constituidas por inclusiones rígidas rematadas con cabezales de material granular compactado. El cabezal seco permite una mejor concentración de las cargas y una mayor optimización de las capas de distribución entre la obra y las columnas.

Esta técnica, puede ser una alternativa eficaz a la necesidad de realizar un colchón sísmico bajo las zapatas de cimentación al comienzo de las inclusiones rígidas.